Datos personales

Mi foto
Tenía una escalera al cielo, un perro que mordía, una azotea para ver la palmera saludarme y un viento que jugaba con mi pelo, y de vez en cuando palabras que escribía de corrido para que no se escaparán con mis pensamientos, y por eso quise que a veces dejarlas aquí, por si alguién venía a recogerlas.......

viernes, 7 de enero de 2011

Viva Paris y ese espíritu de mayo del 68 que me acompaña siempre. (escucha la música que me acompaño)



Hoy me siento joven y llena de vida, hoy tengo la fuerza del mar en mi alma y ese espíritu luchador que se vivió en ese mayo del 68, ese Paris que tanto amo y tanto me amaron, ese Paris lleno de libertad, de callejuelas con olor a nuevo, a creación, ese parís que tantos años tuvo mi corazón en un sueño, ese Paris que me dio tanta comprensión y tanto respeto, aunque el agobio del trabajo y de la fama impidieran estar cerca de mí, pero aun así como amo Paris mi ser, y me respeto,
Hoy escribo esta carta a mi amigo que no está, y que bailábamos los dos con ese idioma francés que tanto me gusta, y éramos jóvenes, y la vida nos separo y nos unió, justo antes de partir, porque como he dicho muchas veces, espero que yo estuviera lista y preparada, para irse primero, espero como un caballero.
Sé que hoy está conmigo en mis decisiones y me dice Ole tus huevos melilla, porque adoraba mi manera de hablar y mi manera de hacer y no hacer, y también porque a pesar de no poder estar en mi regazo por su cobardía, me llamaba mil veces al día, para solo escucharme y decirme ku ku, que yo pensaba que fuerte idiotez me dice este, y a estas alturas, pero lo que yo no supe, sino años más tarde, es que la frase típica francesa que se dicen las parejas para decir que están en casa, cosas de la vida, pero la vida bonita,
Hoy me gusto más que nunca, hoy me afirmo mas en lo que soy, me afirmo en lo que quiero y no quiero, en lo justo, en lo injusto, y sobre todo, en la limpieza del alma, y en vivir, pero bien, sin que nadie te venga a joder la marrana por el camino del egoísmo y la falta de respeto, y sobre todo, que venga dando órdenes de mando lirando, y por eso, porque hoy me siento joven, guapa y libre, me pongo mi minifalda, pongo esta canción a toda mecha en la casa, y la bailo todo el santo día de Dios, y me digo Dios mío, que contenta de estar viva y de ser como soy, que grandeza tener cada día el equipaje más ligero, y más segura en mis pasos, que vida por delante me queda, porque donde estoy ahora, ya encuentro mi espacio, mi mar, y mis cosas, porque soy la dueña y señora de mi vida, y yo decido quien se queda o no en mi reino, y quien es escudero, pero tiene alma de caballero, se quedará por siempre en él, porque yo veo tras los corazones, yo veo tras la mentira, veo la mugre donde nadie la ve, porque están cegados con su carga que solo ven la paja en el ojo ajeno y no en los suyos, y porque hoy por fin, un grito hondo sale de mi garganta y grita libertad, y me pongo a bailar esta canción eternamente, y mi fiel perro, a los pies de su ama, como debe ser, y yo, como bella dama y reina de mi reinado donde solo los locos, jóvenes y puros pueden entrar, me suelto mi pelo, hago lo que me da la gana en mi casa, y respeto la de los demás, y porque me aparto de toda incomprensión y de toda maldad, y porque me alejo de todo aquello que me hace daño, y porque tengo huevos y coraje para ello, y porque hoy mi amigo en el cielo, se estará riendo con ello.
Sencillamente vuelvo a ser mi reina de corazones.
Dedicado a mi muy querido amigo el francés, que tanto me amo y me respeto, siempre, siempre.
Amelia, 7 de enero de 2011

2 comentarios:

Olina dijo...

Hola preciosa, feliz año, bonita dedicatoria a ese amigo tuyo, pasa un buen fin de semana, besos

Tere. dijo...

Extenso como profundo y amoroso, OLÉ y mil veces OLÉ a tus sentimientos Malilla.
Mi abrazo siempre!!
Tere.