Datos personales

Mi foto
Tenía una escalera al cielo, un perro que mordía, una azotea para ver la palmera saludarme y un viento que jugaba con mi pelo, y de vez en cuando palabras que escribía de corrido para que no se escaparán con mis pensamientos, y por eso quise que a veces dejarlas aquí, por si alguién venía a recogerlas.......

sábado, 24 de julio de 2010

Del lechi y lechi del bar de los muertos, a marinera con fregona, (escucha la música que oigo al atardecer en el barco)

Ya me lo dijo un conocido hace años, mejor dicho, me lo corroboro, vayas donde vayas y si eres mujer y los demás son hombres, lo primero que te dan para que te pongas a trabajar, es un fregona, pasas de salir de tu casa para ganar el pan con el sudor de tu frente y hacer otra cosa que no sea mantener tu casa limpia, a ser la fregona de empresa en general, y es que si te ven se olvidan de todo, se ponen a hablar entre ellos y dan por hecho que tu sola haces el trabajo de ellos y el tuyo también, ya no somos la madre en general de la vida, ya somos criadas para que sus humildes no suden bajo el Sol de la mañana o la tarde, y si no, te mandan como si fueras el recadero oficial, y una, como es responsable, humilde y trabajadora, (de momento, hasta que me harte hasta el pinganillo y de cuatro esperridos de los míos, míos propios), lo hace. He pasado del bar de los muertos, (como lo llamaban los chicos de los almacenes), donde ponía lechis y lechis y bocadillos de lomo con tomate y sin el, entre los alegres camioneros, y los familiares del difunto de turno, donde por comer y beber, por eso del muerto al hoyo y el vivo al boyo, dejaban al pobre muerto más solo que la una, y yo que no daba abasto para tanta deudo habido y por haber, me decía por lo bajo y para mí misma, señores, que el velatorio es en el tanatorio y no aquí, y ponía buena cara, porque sabía que cuando uno está enfadado con la vida por llevarse a un ser querido, todo se perdona, y le hacia lo que pedían, aunque dieran por culo cuando te pedían diez cafés de distinta manera a la vez, como una largo oscuro y templado, y uno corto, ardiendo y hasta la mitad, o un lechi y lechi, con mas condensada que leche líquida, pero en vaso corto y la cuchara mirando pa Cuenca, o los bocadillos con 20 cosas dentro, pero le tienes que quitar la miga, y yo lo hacía también, y bueno, al menos hay nadie me mandaba, ni me daba la fregona, porque solo estábamos mi compañera y yo, dando de comer a cuatro funerales a la vez, y ahora he pasado del bar de los muertos a los barcos donde soy la escoba y la fregona, la cocinera y la chica para los recados, mas no me quejo, veo el mar a veces cuando salgo de la cocina para respirar aire con yodo, porque si es por ellos, me dejan en el inframundo de las pechugas a la plancha y las papas arrugadas, claro que esto lo podría haber hecho de mil amores a los 20 años, pero ya con 50, me pesa el alma y la vida, pero yo doy por culo un buen rato, porque todavía puedo trabajar con mis dos manos y demostrar que aunque me den la fregona todo el rato no me achanto, y aguanto y traigo el pan para mi casa, y es que la voluntad del ser humano es tan fuerte como la ley del amor, la ley de la gravedad, y la ley de lo igual atrae lo igual, y el dinero atrae el dinero y a perro flaco todo son pulgas, y pienso que aunque nos llamen el sexo débil, somos más fuertes que ellos, pues aun no teniendo la fuerza física de los hombres, tenemos el valor y el coraje de embarcarnos en todas las empresas de la vida, para sacar a la familia adelante. Eso sí, mi vista se recrea con tanto marinero guapo y fornido por el muelle, tanto torso desnudo, y tanto mano grande y fuerte, y es que una admira la belleza del sexo opuesto y a quien amarga un dulce, y aunque no veo a nadie mirando, se que todos los ojos están puestos en mi en el muelle, por ser marinera y por ser mujer, y yo ando ligerito y salto de barco en barco, y parezco una ardilla y parezco una moza, y cuando entro en mi barco, cojo la fregona, miro al horizonte, y me digo: Con diez cañones por banda, viento en popa a toda vela, no corta el mar sino vuela, un velero bergantín...., Y me digo que lo conseguí, soy la fregona del barco, pero capitana a la vez, porque de nuevo, vuelvo a coger el timón de mi vida otra vez.
La Mely you.

6 comentarios:

Olina dijo...

hola Mely, bonita la entrada, yo le doy a la fregona todo el dia, ya que me dedico a la limpieza y no por ello soy menos que nadie, es grato trabajar y tener un sueldo para vivir, pasa un buen fin de semana, besos

Neogeminis dijo...

Con qué gracia nos cuentas tus cosas, Amelia y si bien los preconceptos de los hombres en relación a las mujeres ya los sabemos de memoria y los padecemos a cada rato es indignante que tengamos aún que soportar esos criterios machistas de lo que ellos dan por sentado.
Me alegra saber que estás ocupada y que te pagan, además (y eso le agrega un plus) con "buena vista" y aire marino! jejeje...qué más????

Me alegra tener noticias tuyas y creo sentirte con ganas y muy buenas ondas en estos días!

Un beso!

jordim dijo...

hay cosas peores que la fregona, ánimo.

beckett dijo...

No puedo dejar de sonreir al ver como tu pluma certera vence a la fregona.
Gracias por regalarme una sonrisa

Lydia dijo...

Animo amiga, las mujeres de fregonas vale pero almenos cuando todo esto acabe y vuelva a empezar no podremos decir que somos nosotras las responsables de tanta barbarie. Ellos de fregona nada pero mira lo que estan haciendo, y te entiendo perfectamente, a nuestra edad ya no es como tener 20 años, yo estoy de fregona de pueblo, limpiando las calles y respirando el cielo que contaminan, ELLOS. Y que le vamos a hacer. Con este dinerito a pagarse un buen librito o una buena salsa o samba. Saluda a uno de estos marineros de sueño, te envidio, aqui no hay marinerito guapo, pero ancianos, que fueron guapos eso si.

Un abrazo,

RöB Dangal dijo...

Hola Mely!!
La verdad es que no es justo que tengas que encargarte de la limpieza por el simple hecho de ser mujer...
Pero, como tu dices, al menos es un medio para que puedas ser "la capitana de tu vida", como bien dices...
Un beso grande!!

RoB