Datos personales

Mi foto
Tenía una escalera al cielo, un perro que mordía, una azotea para ver la palmera saludarme y un viento que jugaba con mi pelo, y de vez en cuando palabras que escribía de corrido para que no se escaparán con mis pensamientos, y por eso quise que a veces dejarlas aquí, por si alguién venía a recogerlas.......

jueves, 29 de abril de 2010

Meditaciones entre calima y migraña. (Escucha el video que me acompaño)


Cuando entra la calima en la isla, todo el peso de la gravedad se te va a tus fosas nasales, a tus ojos, a tu cabeza en forma de migraña, y en garra que oprime tu pecho si eres delicado de sentimientos, y te ahogas, te limpias las gafas una y otra vez pensando que son tus cristales que empañan la vista, pero no, es la neblina pegajosa que envuelve la isla, el aire cálido se filtra por las rendijas de la ventana, de la puerta y de la azotea, el piso parece una pista de baile deslizante, y solo abrir la puerta parece que entras en el horno del infierno y depende del viento o no, sabes si el horno esta para queque o para manzanas al horno por el calor, días así es cuando por cojones me paro en seco y no hago otra cosa que asentir y decir a todo que sí, porque no te queda otra, el dolor adormece tus sentidos y lo único que quieres es para y reposo para tu lindo cabezón, y te pones a pensar, bueno mejor dicho a meditar, porque llegas al umbral del dolor casi en éxtasis místico y te pones en estado Alpha, y es ahí cuando le das la vuelta al molinillo al revés y de repente entre el caos de todo solo ves la luz de la tranquilidad, son los momentos mágicos de la isla, y nada que ver con lo que anuncian en la tele de Islas Afortunadas, la isla es esto, mar, arena, roca, montaña, viento, y calor con calima, cada vez más frecuente, y cada vez más espesa, como un puré de guisantes, o del potaje de verduras del día anterior, nada que ver con las playas interminables de Fuerteventura, las montañas de Tenerife, ni el verde de la Palma, ni nada que ver por supuesto de nuestra querida Gran Canaria, tan cosmopolita como tan olvidada de tantos del gobierno de la madre España que a veces nos tenemos que reír, como todavía no saben ni donde estamos situados, y mi hija y yo nos reímos en el telediario cuando vemos al hombre del tiempo decir que en las islas hace “unas suaves calimas”, como si 36 grados fuera moco de pavo, y el polvo que te entra por la nariz, fuera bocato di cardinale para los sentidos, pero ese momento de risas entre mi hija y yo compartido bien merece la pena todas las tonterías dichas, y toda la calima del mundo, a fin de cuentas, la calima pasa, y tras de ella, aparte de traer cuatro cigarrones, porque para eso es dadivosa la naturaleza y no te envía la plaga entera, te deja la tierra calentita, y los capullos en flor, porque mientras más reseca parece la tierra, mas da sus frutos, y con poco se llena la tierra de vida, y de ideas frescas en tu cabeza y de una infinita ternura que te envuelve todo el día, como si fuera una túnica larga con turbante, para protegerte de lo malo, y tan bien como no, de lo bueno, para que no se te atragante de golpe, como si fuera un polvorón de navidad, y me vuelvo a reír cuando escucho que el gobierno ha logrado en estos dos años, bajar en un 70% la llegada de pateras a la isla, como para echarse flores ellos mismos, cuando hasta los negritos son listos como Calixtos y ya saben que Canarias no es la puerta de Europa, y ya no es el euro fácil, y que esta crudo venir aquí, y que esto no es el paraíso prometido, solo la isla de enfrente, donde es más suave la calima que en su país, y donde ya no atan a los perros con longaniza, por eso ya no vemos la miseria y la muerte de años pasados, y solo nos centramos en el ombligo de la nuestra, creo que será un fructífero verano, con hambre de calor y de playas y de ganas de hacer cosas, y yo estaré en ellas.
La Mely you you esperando que pase la calima y la migraña

3 comentarios:

beker dijo...

Uff vaya calores estos y la molestosa calima que crea esos filtros tan raritos... besos

Neogeminis dijo...

eyyyy! que me apareció un nueve donde debería haber ido un ) ! jajajaa...bue...sabrás comprender!

Neogeminis dijo...

Qué buena descripción haces, Amelia de ese clima tan especial de tu isla, que tanto debe influir (tal como bien cuentas) en los humores (y amores) de tu querida gente!

gracias por meternos con tanto arte (y crítica9 en tu calima!



Un besito...