Datos personales

Mi foto
Tenía una escalera al cielo, un perro que mordía, una azotea para ver la palmera saludarme y un viento que jugaba con mi pelo, y de vez en cuando palabras que escribía de corrido para que no se escaparán con mis pensamientos, y por eso quise que a veces dejarlas aquí, por si alguién venía a recogerlas.......

miércoles, 14 de abril de 2010

Estoy un poquito harta.





La verdad es que estos tiempos están revueltos, están disparatados y están las cosas unas encima de la otra, no hay quien menee un pie sin encontrarte un tropiezo o un atajo para llegar a tu sitio, o encuentras la cara amable de la gente, o encuentras su desidia, y como siempre tu estas en medio y eres participe y protagonista de la andadura, tienes más de una opción que hacer y decir, yo últimamente estoy en que me la pienso más de una vez para hablar o contestar, por eso de que estoy cansada de luchar contra corriente, y también por demostrarme a mi misma que son ellos los que no furulan bien con el carro de la vida, y por eso mientras hablo y escucho, los miro y medito, y me quedo pensando que hacer, porque yo quiero ir de buen royito.com, pero no me dan opciones, y lo más normal es que últimamente parezca una mema con medias palabras trababas en mi lengua, por no decir y alto y claro, vete a tomar por culo, pero me callo ese fugaz pensamiento, e intento razonar con el susodicho tropiezo, para dejar en tablas la resolución de la discusión, que puede ser algo tan vital que te entreguen las cartas en tu dirección de siempre, o que te miren con la dignidad que requieren tus ojos por un profesional, o informarte de un curso, o yo que sé, el caso es que al día te encuentras mucha gente buena y amable, que te devuelve el saludo, y otra no tanta, que te rompe los esquemas y te joroba la vida, y como estas en el otro bando, como si fueras una roja en tiempos de posguerra, pues parece que no existes y no tienes derechos adquiridos por una constitución española, o por una declaración de los derechos humanos mundiales, y tienes que ir de puntillas y de por favor te huelo el culo para que me des unos servicios que te pago con mi trabajo y mis impuestos, pero tú te los pasa por el forro de los badajos, porque eres funcionario de lo que sea, pero que nadie te quita tu puesto ni tu sueldo a final de mes, y por eso te tomas las libertades de hablar mal, con despotismo y con arrogancia, y por eso, a veces trago bilis y otras me las pienso antes de contestar. Y es que me jode un huevo y parte del otro que porque no tengas dinero, no tengas una buena sanidad, o servicios, porque no tengas dinero casi seas un paria en tu propia tierra, que porque no tengas dinero no te respetan como persona y te traten como una cosa, porque las cosas no tienen sentimientos ni sienten ni padecen, pero yo sí, tengo un corazón que late más fuerte y más aprisa según la ocasión, si me pinchan salto, si me lastiman lloro, y si me tocan el corazón puedo con ello llegar al cielo, al fin y al cabo soy como todos, solo una persona, en estos tiempos difíciles para muchos, en estos tiempos que necesitamos más de todo y de todos, deberíamos ser más personas y dejar a un lado la maldita superioridad, en estos tiempos difíciles, deberíamos tener más el corazón de oro y dejar la moneda de plata de los traidores y falsos para solo adornarnos las noches de parranda, ser más solidarios y mas buena gente por favor, si salgo de esta seré más fuerte que las murallas de Jericó o estallare como una olla exprés.
PD: Estimado Sr. Zapatero y demás Politiquillos de Ocasión, a todos ustedes me gustaría verles en mi pellejo, y así veríamos como se vira la tortilla y se cambia de opinión y aptitud. Amén.
La mely you.

4 comentarios:

Neogeminis dijo...

A todos los que suben y se olvidan de lo que prometieron, a todos los que ven en los ciudadanos sólo números que votan, habría que mandarlos otra vez a sobrevivir dentro de la multitud, a ver si lo logran después de tanto vivir entre algodones y falsas promesas.

abrazos!

Lydia dijo...

Yo tambien estoy un poco harta, francamente. Y cada vez más. Pero tengo muuuuucha paciencia, parece mentira. Y siempre tengo en mi bolso un libro, para calmarme. Enfrente de la insipidez de los burocratas, abro mi libro y es como respirar aire puro.

Un abrazo,

beker dijo...

Tiempos revueltos sin duda, y en medio navegar contra corriente... besos

chanclas dijo...

Ya te entiendo, ya, Mely. Estamos rodeados de chulos del tres al cuarto (y que me perdonen las excepciones, que las hay y honrosas) que pululan especialmente en la Administración. ¿Y sabes que pasa? Pues que la Administracion es tan sumamente grande, la han multiplicado por 1000 entre entes autonómicos, municipales, nacionales, Europeos, mundiales y celestiales.
De todos modos no nos calentemos y sigamos aguantando el tirón y pensando que se desarma mejor al contrario con educación que con gritos.
Un beso.