Datos personales

Mi foto
Tenía una escalera al cielo, un perro que mordía, una azotea para ver la palmera saludarme y un viento que jugaba con mi pelo, y de vez en cuando palabras que escribía de corrido para que no se escaparán con mis pensamientos, y por eso quise que a veces dejarlas aquí, por si alguién venía a recogerlas.......

domingo, 6 de mayo de 2012

tu




Parí por primera vez a los 17 años, con más miedo que otra cosa, eso sí, a mi hija quise tenerla desde el principio, sabía lo que estaba haciendo cuando la hice, mas no sabía cómo se hacía, recuerdo que el padre me decía, es por aquí?, y yo le decía, creo que si…., la verdad es que dolía de cojones el parir, dolía como el alma y la vida, pero la vi, y fue el día mas feliz de mi vida en ese tiempo. Pasaron los años, donde la crie, no sé si bien o mal, pues los hijos no vienen con un manual de instrucciones, y yo era muy joven y eran tiempos malos, y siempre me quedo aquella cosa de tener otro hijo, hasta que pasados 17 años fui a por mi segunda hija, con ganas, con fuerza animal, con un deseo que me llevo a engendrarla tan rápido como a la primera, y ese fue el embarazo más feliz de mi vida, y cuando parí, después de pasar el susto de la muerte entre las piernas, porque la vida se nos iba en pura sangre, y vi su cara, fue el día más feliz de mi vida también, y la crie también como pude, no sé si bien o mal, pues como dije los hijos nos vienen con un manual de instrucciones, y es mi actual compañera en mi vida, pues también tuvimos que vivir tiempos duros, pero no por eso creo que tenga que tener un día especial, fui madre porque lo escogí, fue mi elección de vida, aunque muchas veces quiera volar mas lejos de mi y de todo, más al norte, mas hacia donde no se ve el horizonte, pero me quedo anclada en la tierra, que a veces no me gusta estar, que a veces no soporto, solo por el hecho que están ellas, y mi madre, que es la mujer que más quiero en la vida aunque ella no lo sepa, y junto con mis hijas forman un triangulo en mi corazón que se llama amor. Sé que soy una hija difícil, yo tampoco vine con un manual de instrucciones, las madres tampoco, pero no sé lo que haría si un día mi madre faltara, para mí este día es todos los días del mundo, como madre y como hija, es un proceso natural de amor y vida, sé que muchos han perdido a sus madres, otras a hijos y no hay pena mayor que esa, y seguir viviendo, por eso, aunque no las vea mucho a las mujeres de mi vida me alegro de que formen parte de la mía, y que sea así por siempre, y si cuando cierre ya los ojos definitivamente y parta hacia donde yo quiero, que es el fin del mundo, llevármelas en mi corazón que es donde siempre las miro yo, cuando no puedo oír su voz mely

1 comentario:

Neogeminis dijo...

Me quedo paladeando tus palabras, Meli, con el corazón. También tengo mis dos hijas -empatamos en eso de amarlas sin medida- perdí a mi mamá hace poco, pero la llevo presente cada día.
Espero que hayas tenido un muy buen día de la madre. Por aquí lo festejamos en octubre, pero para eso no valen fechas especiales.

Un beso.